© eyetronic
Scheffelterrasse © eyetronic

Alt-Heidelberg, du feine,
Du Stadt an Ehren reich,
Am Neckar und am Rheine
Kein' andre kommt dir gleich.

— Joseph Victor von Scheffel, 1826–1886

Lugares de interés

Palacio de Heidelberg

© Philipp SpeckLas impresionantes ruinas del castillo son una de las atracciones turísticas más populares de Alemania y se encuentran situadas al lado del antiguo puente y del Neckar, como símbolo emblemático de Heidelberg. El castillo fue construido en el siglo XIII como fortaleza, con piedra arenisca roja del valle del Neckar y que más tarde sirvió, hasta su destrucción en la Guerra de Sucesión del Palatinado (1689), como residencia de los electores. A través de los siglos ha sido modificado estructuralmente por los múltiples electores y hoy muestra elementos estilísticos de tres épocas. Desde la Ciudad Vieja se puede llegar al castillo a pie o en el tren de montaña.

Ciudad Vieja

© Gerhard FriedrichLa carretera principal va desde la plaza Bismarck hasta Karlstor por el centro de la ciudad vieja. Sus 1,6 km de longitud la convierten en una de las zonas peatonales más largas de Alemania. Los edificios barrocos fueron erigidos sobre los antiguos cimientos tras la destrucción de la Guerra de Sucesión del Palatinado y así han permanecido desde entonces. Heidelberg ha salido indemne de la devastación de dos guerras mundiales.

Antiguo puente (Alte Brücke)

© Olga SpeckEl Antiguo puente tiene 230 años de antigüedad y lleva el nombre de su constructor, el elector Karl Theodor. Representa la ruta comercial más importante y la única conexión entre Frankfurt y Basilea. Junto con el castillo y el Neckar, representa uno de símbolos emblemáticos de la ciudad. Desde el Antiguo puente, a través del callejón de piedra, se llega al mercado y a la iglesia del Espíritu Santo (Heiliggeistkirche).

Casa del Caballero

© Philipp SpeckLa Casa del Caballero San Jorge (Haus zum Ritter St. Georg) con su fachada ricamente adornada, es uno de los edificios más antiguos de Heidelberg. Fue construido en el año 1592 por los pañeros Belier en estilo renacentista y sobrevivió como único edificio en la ciudad a todas las guerras e incendios urbanos. Tras la Guerra de Sucesión del Palatinado sirvió temporalmente como ayuntamiento. Desde el final de la Guerra de los Treinta Años, funciona como restaurante.

Iglesia del Espíritu Santo (Heiliggeistkirche)

Philipp SpeckEn la plaza del mercado, en el centro de la ciudad vieja, se encuentra la iglesia del Espíritu Santo. Originalmente fue construida como tumba de los electores y albergaba la Bibliotheca Palatina, una valiosa colección de manuscritos medievales que fueron sustraídos como botín de guerra en el Vaticano en el año 1623, durante la Guerra de los treinta años. La iglesia se considera una representación de la arquitectura gótica y barroca al mismo tiempo, ya que aúna ambas épocas en sus elementos.

Paseo de los Filósofos (Philosophenweg)

© Olga SpeckEn los días soleados, desde el Paseo de los Filósofos, se puede disfrutar de las maravillosas vistas del Neckar, de la ciudad vieja y del sobresaliente castillo en el horizonte. El Paseo de los Filósofos se extiende a lo largo de aproximadamente 1,5 km en paralelo al Neckar, a los pies de la Montaña Sagrada, atravesando directamente los antiguos viñedos.
El jardín de los Filósofos es un lugar de descanso y un oasis al mismo tiempo. Gracias a su clima templado, aquí se cultivan plantas exóticas y árboles, como por ejemplo, almendros y naranjos. Incluso los filósofos y poetas famosos se han inspirado en este mágico lugar.

Universidad de Heidelberg

La Universidad de Heidelberg, que cuenta con 12 facultades, fue fundada por Ruprecht I en el año 1386 y es la universidad más antigua de Alemania. De la población actual de cerca de 148 000 habitantes, aproximadamente 30 000 son estudiantes. Anteriormente, la universidad tenía su propia jurisdicción. Hasta el año 1914, los estudiantes que infringían el reglamento, debían cumplir sus condenas de prisión en régimen de aislamiento. Los estudiantes encarcelados son uno de los principales atractivos para los turistas ya que los «condenados» son inmortalizados con consignas y pinturas en las paredes. También es digno de ver el antiguo aula decorado con paneles de madera de estilo neo-renacentista, el salón más representativo de la universidad.